Fiestas y tradiciones en Teotihuacan

Ritmos, colores y sabores celebran a Teotihuacan

 

La zona arqueológica de Teotihuacan se llena de fiestas prehispánicas que han sobrevivido a través del tiempo y que dejan sentir al visitante la fuerza ancestral de esta cultura.

 

Teotihuacan abre sus puertas al Festival Internacional de Obsidiana, que se celebra en marzo. Durante esta verbena popular se ofrecen platillos típicos de la región, eventos deportivos, bailes populares, música en vivo, danzas prehispánicas y mucho más.

 

Este festejo, que concluye con la llegada de la primavera, tiene gran fuerza gracias a la costumbre de recargar energía en la zona durante el equinoccio -20 o 21 de marzo-.

 

El equinoccio de primavera reúne a miles de visitantes de todos los lugares el mundo, quienes se congregan para recibir la fuerza que se cree que las pirámides reciben del universo; los visitantes suben por turnos a la cima de la pirámide vestidos de blanco para recibir este obsequio de los dioses.

 

A las orillas de la pirámide se encuentran curanderos que ofrecen limpias con hierbas aromáticas para alejar la energía negativa y llenar de optimismo y vitalidad a los asistentes.

 

Otra de las experiencias que merece la pena admirar es la danza prehispánica, ritual característico del área. La más sobresaliente es la ‘danza de concheros’ o ‘danza de la conquista’, se baila en círculo y, al compás del ritmo emitido del guía con un enorme tambor, envuelve a los observadores.

 

La vestimenta de los danzantes es asombrosa, pues además de plumas, portan pulseras de caracoles en los tobillos y muñecas. Con esos elementos el danzante sigue el compás, y algunos de ellos portan enormes penachos o coronas con símbolos solares adornados con plumas que atrapan la mirada. Esta es una experiencia que todo visitante querrá vivir.

Actividades
¿Cómo quieres viajar?
Actividades
Destinos
Planes
Full site